A un año de la gesta histórica del pasado 6 de diciembre, La Causa R conmemora esta fecha y hace un llamado al país a no desvanecer en su lucha por alcanzar un nuevo gobierno, por lo que convocan a la población a mantenerse en rebeldía contra la tiranía exigiendo respeto a la Asamblea Nacional, elecciones regionales y la aprobación de una Enmienda Constitucional.
En un acto con la presencia de sus principales liderazgos a nivel nacional como los son: El alcalde Alfredo Ramos, el dirigente Andrés Velásquez y el secretario general de la tolda política, José Ignacio Guédez además de la asistencia de todos los diputados a la AN de La Causa R, y de distintas personalidades se abogó por la refundación de la Mesa de la Unidad Democrática con el mejor “espíritu de amplitud, reglamentando su funcionamiento para salir del estancamiento actual y retomar la ofensiva democrática”.
A través de distintas ponencias a cargo de su dirigencia se debatió sobre la difícil situación que atraviesan los venezolanos frente a un gobierno que ha dejado claro su estrategia de eliminar el sufragio para “seguir gobernando a espaldas del pueblo”.
Asimismo, se emitió un comunicado con la postura oficial de La Causa R que reivindica la rebelión electoral del pasado 6 de diciembre y hace énfasis en la rutapara cumplir la tarea que el pueblo encomendó a la dirigencia opositora y que aún no ha sido lograda.
A continuación el manifiesto completo:
6D EL COMIENZO DE LA REBELIÓN ELECTORAL
El actual Régimen de casi dos décadas de duración nació bajo el precepto de la democracia participativa con el que la mayoría del pueblo fue capaz de cambiar su constitución y relegitimar a todos los poderes constituidos. Esto en virtud de que la soberanía reside exclusivamente en el pueblo como reza el artículo 5 constitucional.
Sin embargo, la naturaleza golpista de la cúpula gobernante salió a relucir luego de que el pueblo decidiera soberanamente cambiar cuando hace un año la MUD obtuvo las dos terceras partes de la Asamblea Nacional. Esta consulta popular constituyó un quiebre político definitivo comenzando así la rebelión electoral que continua en plena vigencia con el fin irrenunciable de cambiar de gobierno y de modelo parasalir de la crisis inaguantable que actualmente padecemos.  Lamentablemente el régimen que una vez se llenó la boca hablando de democracia participativa, hoy desconoce la decisión soberana del pueblo expresada en una nueva mayoría parlamentaria, al tiempo que suspende la convocatoria de un referéndum revocatorio consagrado en la constitución y omite sin justificación alguna la realización de las elecciones regionales correspondientes a este año.
Ante esta situación, La Causa R, firme en su compromiso con la democracia, reivindica ante el país la gesta histórica del 6 de diciembre de 2015 y convoca a la población a mantenerse en rebeldía contra la tiranía hambreadora exigiendo:
1)            El respeto de la Asamblea Nacional como Poder legítimo y autónomo que tiene como atribuciones constitucionales legislar, controlar y debatir.
2)            La convocatoria inmediata y formal de las elecciones regionales para que el pueblo escoja a sus gobernadores.
3)            La aprobación de una Enmienda Constitucional que recorte el período presidencial, acabe con la reelección indefinida y permita elecciones presidenciales en cualquier momento en que se genera la ausencia absoluta.
Está claro que la estrategia del régimen es la eliminación del derecho al sufragio para seguir gobernando de espaldas al pueblo, violando la constitución y los principios más básicos de la democracia.Por esta razón debemos mantener como norte el camino electoral que es el único que garantiza una victoria popular como se demostró el pasado 6 de diciembre. Debemos prepararnos para elegir a nuestros gobernadores organizando con tiempo unas elecciones primarias para elegir a los candidatos de la unidad.
Si el régimen insiste en boicotear el referéndum, convirtamos entonces las elecciones regionales en el revocatorio posible recuperando además hasta veinte gobernaciones hoy en manos de la cúpula roja responsable de la tragedia social que vive nuestra gente.
No es la primera vez que este régimen abusa de su poder para perpetuar un fraude a la constitución con el fin de desalentar a la sociedad democrática en su búsqueda de una salida electoral. Así sucedió de cara a las elecciones parlamentarias de 2005 momento en el cual este partido también alertó del error que significaba retirarse de la contienda que equilibraría la representación parlamentaria, manteniendo sus candidatos hasta el final pero sin poder ya evitar la concreción de una Asamblea monocolor que terminó por secuestrar el resto de los poderes públicos que hoy siguen conspirando contra el pueblo. Desviar la lucha a un tablero no electoral ha sido siempre la estrategia del Gobierno, mucho más ahora que se sabe minoría. Por lo tanto no podemos repetir viejos errores y dejarnos acomplejar con las importantísimas elecciones regionales que deben realizarse en el corto plazo como ya fue anunciado por la presidenta del CNE quien está en mora con esta consulta popular que por mandato constitucional debió convocarse para este año.
Igualmente se debe ejercer la facultad de la Asamblea Nacional para aprobar una Enmienda Constitucional que permita elecciones presidenciales en 2017. Este mecanismo no requiere firmas y se activa con apenas la mayoría simple del parlamento para luego ser votado en referéndum directamente. Todo esto forma parte de la esencia misma de la constitución que otorga al pueblo la titularidad exclusiva de la soberanía y del poder originario que está por encima de cualquier poder constituido.
En momentos en los que se ejecuta un auto golpe a la constitución y el Gobierno pretende desconocer la Asamblea y la voluntad del pueblo, toda elección es subversiva y el voto se convierte en el mejor antídoto contra la tiranía que no soportaría ninguna elección porque el pueblo sabrá cobrarle su autoritarismo delincuencial. Quitarle al partido de la tiranía las gobernaciones que hoy alimentan su estructura opresora y que sirven de guarida para el último reducto de una cúpula que tiene casi dos décadas medrando del poder en perjuicio del bienestar de la gente, sería un paso certero en procura de un cambio verdadero.
A nuestros aliados de la Unidad le pedimos ahora públicamente que refundemos la MUD con espíritu de amplitud, reglamentando su funcionamiento para salir del estancamiento actual y retomar la ofensiva democrática. A la comunidad internacional y a los que han ejercido un rol de mediación y acompañamiento en nuestro país, les solicitamos sus mejores oficios para contribuir con una salida electoral enmarcada en nuestra constitución, entendiendo que ningún “diálogo” o negociación cupular puede sustituir la voluntad soberana del pueblo que es el único que puede decidir su destino en elecciones libres.
Hace un año el pueblo venezolano votó por un cambio de rumbo, legitimando como alternativa a la Mesa de Unidad Democrática. Sin embargo, el régimen impopularoptó por burlar el mandato soberano a través de una dictadura judicial que pretende sustituir el voto del pueblo por sentencias de magistrados designados irregularmente.Es por esto que la rebelión electoral debe continuar hasta que recuperemos en su totalidad al país, dejando claro que nuestra lucha es democrática y popular. La soberanía reside en el pueblo.

|NP. Causa R| 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top