Hasta la tarde de este domingo 18 de diciembre, a una semana de celebrar la navidad, se registraron saqueos en Ciudad Bolívar, municipio Heres del estado Bolívar. Entre 350 y 400 locales fueron afectados por las turbas que arrasaron con comestibles, víveres, cauchos, repuestos, licores, entre otros.
“Es una catástrofe que aunque no es natural, se siente como tal. Es una tristeza ver cómo el trabajo de más de 30 años, en algunos casos, de haber ahorrado para montar un negocio lo perdiste en cuestiones de minutos”, manifestó el presidente de la Cámara de Comercio de Ciudad Bolívar, Austerio González.
Los hechos violentos que comenzaron el viernes 16 de diciembre continuaron hasta este domingo, pese a que el sábado se dictaron medidas restrictivas, en las que se contemplaba la prohibición de circulación peatonal y vehicular entre las 5 de la tarde y 6 de la mañana. En la madrugada del 18, cuatro hombres fueron detenidos por saquear el Banco Venezuela dentro del Makro en Ciudad Bolívar.
El representante del sector comercial dijo que estiman que más de 1.200 personas se hayan quedado sin empleo para esta navidad, debido a los daños sufridos en los locales. “Esto en el balance preliminar. 80% del empleo en Bolívar lo proporciona el comercio. En la tarde de hoy cesaron los saqueos y hay más presencia militar en la calle”, explicó.
González especificó que del total de negocios afectados, 80% pertenecen al sector de alimentación, por lo que vaticina que la próxima semana será complicada para conseguir comida. “El que saqueó comió ayer y hoy, pero la próxima semana no va a conseguir nada. Algunos comerciantes del área de charcutería y vegetales estamos dispuestos a abrir mañana, pero si las autoridades nos ofrecen seguridad“, manifestó.
Las zonas más afectadas por los disturbios son: El Perú, Vista Hermosa, Los Coquitos, La Sabanita, avenida España, Colón, Zona Industrial, avenida 17 de Diciembre, Mercado Periférico y Los Próceres.
Hasta la fecha, la única autoridad que ha dado información sobre lo ocurrido en los últimos tres días en Bolívar es el gobernador Francisco Rangel Gómez, quien solo mencionó que hay 260 detenidos en el municipio Heres por presuntamente participar en los hechos vandálicos. Cinco de ellos serían funcionarios de la Policía del Estado Bolívar (PEB).
Se conoció de forma extraoficial que el Gobernador supuestamente salió de Ciudad Bolívar por seguridad, pues un grupo de personas habría tomado de forma violenta la sede de la Gobernación de Bolívar.
Mientras que el Gobierno calla, entre los ciudadanos se corren rumores y el terror de servíctimas de una multitud violenta. Durante este domingo, muchos audios se difundieron en redes sociales y servicios de mensajería en los que se aseguraban que “los barrios” estaban bajando con machetes, armas cortas y largas para ingresar a las viviendas en distintas urbanizaciones.
La periodista Pableysa Ostos, quien cubre sucesos en la entidad, dijo a Efecto Cocuyo que en el sector Los Próceres y La Peña de Ciudad Bolívar había reportes de violencia contra inmuebles. Habitantes del sector Vista Hermosa también aseguraron haber sido víctimas de saqueos en sus casas.
Sin embargo, la organización de derechos humanos Provea aseguró que no había confirmación de tales hechos. “Lo que sí hemos visto es cómo la gente se está organizando en las urbanizaciones. Colocan barricadas, hacen guardias sobre los techos de los edificios y exhiben armas blancas y de fuego”, aseveró Oscar Murillo, periodista e integrante de la ONG.
“Me siento atrapada. El Gobernador se la pasa encadenado por la radio y hoy no ha dicho nada. Me da miedo salir porque los audios y mensajes que me llegan por el chat de la comunidad son horribles. Esto es una sola zozobra”, exclamó Neyer, residente del sector Los Próceres. Ella no ha conocido a ningún vecino afectado por algún saqueo dentro de su vivienda, pero sí sabe que la urbanización está preparada para responder.
Francisco teme quedarse sin alimentos en los próximos días, según dijo a Efecto Cocuyo. En su despensa quedan guarniciones como para dos días más, porque no había podido abastecerse debido al problema que desencadenó el conflicto en el estado: la desmonetización del billete de 100 bolívares.
“Yo cargaba mi quincena en efectivo porque en días pasados, los cajeros estaban secos. Decidí sacar la plata pero no me dio tiempo de depositarla. Cuando quise comprar algo de comida, ya los negocios no estaban aceptando el billete”, indicó.
Marco Antonio Ponce, del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs) considera que las situación está en desarrollo, pero asegura que el detonante es la frustración de los ciudadanos al no poder utilizar los billetes marrones debido a la apresurada salida de circulación de esa moneda, ordenada por el Ejecutivo el pasado 11 de diciembre.
“Esta es una reacción frente a las medidas irrespetuosas e intransigentes a la tranquilidad de los venezolanos”, apuntó el defensor de derechos civiles.
Recordó que el estado Bolívar es uno de los cinco estados del país con más reportes de conflictividad. En esta región, en lo que va de año, se contabilizaron 509 manifestaciones, principalmente contra las injusticias en le sector laboral y la escasez de alimentos.
Por encima de Bolívar se encuentran Aragua con 512 reportes, Distrito Capital con 633 y Miranda con 706. La última región en este ranking de conflictividad social para 2016 es Lara, con 489 protestas registradas por la ONG.

Respuesta al sector comercio

Según el representante de la Cámara de Comercio de Ciudad Bolívar, el sábado el gremio sostuvo una reunión con el gobernador Rangel Gómez, en la que solicitaron una militarización de la ciudad y que se estableciera un toque de queda.
Se conoció que al menos 3 mil funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana,Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional y Policía del Estado Bolívar custodian las calles de Ciudad Bolívar.
La máxima autoridad de la entidad se comprometió con el sector a otorgar créditos con intereses bajos para la recuperación de la infraestructura en los locales afectados y la reposición de mercancía.

Información. Efecto Cocuyo