El desabastecimiento en Venezuela ha llegado a niveles inimaginables. En el estado Lara, específicamente en la población de Agua Viva en Palavecino, a diario se observan colas en las bodegas para comprar productos bachaqueados.

José Suárez, usuario en la zona, afirma que sus sueldo se vuelve no le alcanza ya que tres veces por semana debe comprar harina de maíz en 2.800 bolívares. Afirma que compra a "bachaqueros", ya que no hay productos en los establecimientos comerciales.

En la zona, las colas se observan en la mañana y en la tarde. Las bodegas han habilitado puntos de ventas y ante la falta de liquidez de efectivo también aceptan transferencias bancarias, lo que hace más fácil las opciones de pago a los compradores.

|@RamonVeliz|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top