Ayer se cumplió una semana desde la fecha que se fijó como tope para la entrada en circulación de los nuevos billetes del cono monetario y aún los bancos públicos y privados del país desconocen cuándo recibirán las remesas con las piezas para entregarlas a los clientes, indicaron fuentes del sector que prefirieron no ser identificadas.
El 15 de diciembre los venezolanos debían empezar a ver los billetes de 500 bolívares en la calle, según el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes. Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro aseguró que por un supuesto sabotaje exterior las piezas no pudieron llegar, sino hasta el 18.
Pero cinco días han pasado desde que arribó el primer lote de billetes, con 13,5 millones de piezas y a las entidades financieras no se les ha llamado para que hagan sus pedidos. “Los bancos siguen a la espera de una comunicación del BCV, para hacer el pedido y enviar al transporte de valores. Creo que aún nadie ha visto los billetes que llegaron en los aviones. Ni los que arribaron el domingo, ni los que llegaron el martes 20. Para el sector eso sigue siendo como una “fantasía tropical”, indicó una de las fuentes consultadas.
Agregó que los bancos continúan trabajando con todas las piezas del cono monetario actual, desde los billetes de 2 bolívares hasta los de 100, que habían salido de circulación por órdenes presidenciales, pero que volvieron a estar vigentes.
Más inspecciones. Otra fuente del sector afirmó que ayer la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario comenzó a inspeccionar insistentemente las agencias de las distintas entidades para verificar que las operaciones se estén desarrollando con normalidad.
“La Sudeban se le aparece a los gerentes para pedirles reportes sobre el tiempo de atención a los clientes y para saber si las taquillas y los ATM (cajeros automáticos) tienen suficiente efectivo”, dijo.
Aseguró que a los privados se les notificó de esas inspecciones el miércoles, en una reunión que hubo entre la Sudeban y representantes de los bancos. “Dijeron que iban a estar muy atentos del funcionamiento de las entidades, para evitar que haya algún tipo de saboteo que los perjudique. Lo que están haciendo es como una cacería de brujas”.
El primer mandatario alertó el martes de un supuesto ataque de la banca y dijo que todos los gerentes que hicieran algún acto de sabotaje iban a ser detenidos. “He dado la orden al ministro Reverol para que sea detenido el gerente del banco que sabotee al pueblo”.

Información. El Nacional

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top