El primer mandatario de Iribarren, Alfredo Ramos, informó que el próximo viernes los alcaldes pertenecientes a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tendrán una “reunión de emergencia”, con el fin de tomar acciones ante las medidas económicas decretadas por el Ejecutivo nacional.

“Los mandatarios de la MUD hemos sido excluidos por el Gobierno a la hora de otorgar los recursos (…) Todavía nos deben dinero. Solo nos entregan migajas para cubrir lo que significan esos incrementos improvisados de sueldos y salarios”, manifestó.

Ramos aseguró que el Gobierno debe a la alcaldía de Iribarren 1.200 millones de bolívares por concepto de incrementos de sueldos y salarios. “Nosotros al final tenemos que apelar a la recaudación municipal y sus excedentes (…) El año pasado pudimos recaudar mil millones de bolívares, de los cuales el 70% de los excedentes que deberían ser utilizados para el municipio tuvimos que usarlos para los trabajadores. Vamos arrastrando deudas”, acotó.

“Maduro nos está convirtiendo en sus empleados, pagadores de nóminas (…) Este año la inflación estará por el orden del 2.000% y en vez de combatir la inflación lo que hace es empeorar todo. Se requiere de un giro 180° del Gobierno. Los únicos que viven bien en el país son los del PSUV”, expresó.

Ramos invitó a los trabajadores a tomar las calles para  “defender el poder adquisitivo”. Agregó que el problema no es de los alcaldes o gobernadores sino de Maduro “que ha empobrecido a todos los venezolanos”.

Aumento de sueldo agudizará crisis 

El alcalde de Iribarren, Alfredo Ramos, luego del anuncio presidencial que colocará el salario mínimo en Bs.  40.638, lo que a su juicio solo agudizará la crisis económica y empeorará la situación de todos los venezolanos.

Según el primer mandatario local, el nuevo aumento salarial representa un déficit de 3 mil millones de bolívares en lo que corresponde al presupuesto municipal del 2017, significando el 20% del mismo. “Todavía no hemos podido honrar los compromisos con los trabajadores del mes de noviembre de acuerdo al ticket de alimentación, el cual cancelaremos este mes (…) Ese aumento nos producirá un desequilibrio en las finanzas”, sostuvo.

Ramos puntualizó que el presupuesto estaba destinado en 49% para funcionamiento-personal y 51% en gastos de inversión “manteniendo el equilibrio financiero que establece la Constitución (…) Con este nuevo aumento indudablemente se desequilibran las finanzas y lo que establece la Carta Magna. En la práctica el gasto de nómina y funcionamiento estaría por encima del 50%”, indicó.

Para el burgomaestre, las medidas económicas tomadas por el régimen continúan generando un “círculo vicioso” que inmediatamente produce mayor inflación y devaluación. Asimismo aseguró que el valor del trabajo y el salario en el país ha sido “pulverizado” por el actual mandatario nacional.




|Información: @carlosi_suarez/@tuciudadideal|





Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top