La mesa de diálogo entre el gobierno y la oposición en diciembre de 2016 pasó a una fase de revisión por las acusaciones de incumplimiento de los acuerdos de las partes. Ahora el proceso experimenta otro rumbo tras el anuncio del nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, de que reemplazará a monseñor Claudio María Celli, enviado del papa, en las reuniones venideras. El representante diplomático informó a la MUD, mediante una carta, que Celli “ha renunciado a su visita a Venezuela para los próximos días; por tanto, no participará en las posibles reuniones previstas para estos días”.
Giordano no aclaró si la renuncia de Celli es una claudicación al proceso en el que también participan los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Martín Torrijos y Leonel Fernández, emisarios de Unasur. El 7 de enero el nuncio dijo: “Hoy, sobre el futuro del diálogo hay oscuridad”.
El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, aseguró que la oposición comprende las razones de la Santa Sede para no enviar a Celli.  “Hacemos votos por que este significativo gesto del papa Francisco haga reflexionar a quienes en el gobierno hicieron colapsar el mecanismo de diálogo”, señaló.
El presidente de la AN, Julio Borges (PJ), afirmó: “Yo leo esa ausencia de monseñor Celli como una postura clara del Vaticano de que esos temas que quedaron pendientes (presos políticos, cronograma electoral, respeto institucional, canal humanitario) se cumplan”.

|Información. @elnacionalweb|

Publicar un comentario en la entrada El Periódico de Lara

 
Top