Tras la homilía de monseñor Antonio López Castillo, en la misa de despedida de la Divina Pastora de Santa Rosa, el Arzopispo de Barquisimeto fue amedrentado en su residencia. 

El sacerdote agregó además que días previos a la procesión, recibió advertencia de un militar diciéndole que no debía hablar de los problemas sociales del país porque sino sería acusado en el Vaticano con él Papa Francisco. 

De tales hechos responsabiliza al ex Gobernador de Lara y ahora presidente de Corpolara, Luis Reyes Reyes, "él siempre ha sentido odio hacia mi no se por qué, quizás porque son ateos, no creen en Dios, rechazan a la iglesia". 



Asimismo, en un acto que un grupo de feligreses acompañó en respaldo a Monseñor y, en el cual exigieron respeto a la libertad de expresión, la máxima autoridad de la iglesia larense invitó a una manifestación pacífica antes o después del 23 de enero en rechazo a este tipo de actos. 




|Información. @carlosi_suarez|




Publicar un comentario en la entrada El Periódico de Lara

 
Top