Un nuevo suceso delictivo golpea una vez más el patrimonio y la moral de la hidrológica del estado Lara. El lunes en la mañana, los operadores de la estación El Recreo, percibieron un descenso en el caudal de entrada en la tanquilla; al notar dicha irregularidad, realizaron un chequeo al sistema y se encontraron con una terrible escena.

Restos de cables y equipos eléctricos estaban desperdigados al frente de la caseta del banco de transformadores del pozo 9B, prácticamente desmantelado, arrojando pérdidas por el orden de los 25 millones de bolívares. Este hecho reduce un caudal de 50 Litros por segundo (Lts) a toda la parroquia José Gregorio Bastidas y vulnera la programación establecida en todos sus sectores.

Iribarren y Morán también afectados
Por otra parte, persiste la falla en el sistema tras el robo de 72 metros de cableado en la estación de Titicare. No obstante, se pudo conocer que este jueves (12 de enero) estará llegando a Barquisimeto el transporte con el nuevo cableado para ejecutar –al día siguiente- los trabajos para restituir la operatividad del sistema y la distribución de agua potable hacia los cuatro sectores de La Carucieña, Colinas de José Félix Ribas, Brisas del Turbio, Jardines del Aeropuerto y Loma de León, donde residen aproximadamente 30 mil habitantes del municipio Iribarren.

En cuanto a la situación del servicio de agua potable en el municipio Morán, este martes, el equipo de la Delegación local informó que el motor de la estación 72 (Rebombeo El Tocuyo) se quemó. La avería ocasiona falla de servicio de agua potable que afecta al sesenta por ciento (60%) de la población de El Tocuyo. Asimismo, trascendió que el Departamento de Electromecánica adscrito a la Gerencia Operativa Exterior, ya se encuentra desplegado para solventar la avería del motor.

|NP @HidrolaraCA|


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top