La Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) cerró 2016 con un nivel menor a 10% de su récord productivo. Este es el rendimiento más bajo que presenta la industria desde 2008, cuando pasó nuevamente a manos del Estado.
Esta industria produjo 307.783 toneladas de acero líquido en 12 meses, lo que representó una caída de 71% con respecto al año anterior, así lo reseñó el Correo del Caroní.
Una de las causas del debacle fue el cierre técnico de Sidor que duró cinco meses, debido a la crisis eléctrica que atravesaba la región.
A la par de la caída en producción de acero, la fabricación de alambrón y cabillas se contrajo. El retroceso en alambrón fue de 62%, mientras que la producción de cabillas se contrajo 75%. Solo se produjeron 29.531 toneladas de barras, que equivalen a 7,5% de la capacidad instalada del área, equivalente a 390.000 toneladas al año.
La producción de hojalata en la industria siderúrgica se ubicó en cero, lo que representó la mayor pérdida de 2016. Ante esta situación, la demanda de envases para alimentos fue cubierta con el uso de bolsas armonizadas y hojalata importada.
Pedro Acuña, presidente del Colegio de Ingenieros de Venezuela (capítulo Guayana), mostró su preocupación al medio regional ante el deterioro de la industria siderúrgica. Señaló que la empresa se convierte en una productora de materia prima, debido a que ya no se procesan otros productos.
“Ya prácticamente no tenemos siderúrgica, sino una procesadora de materia prima, de producción de pellas. Operando un solo horno de la Acería de Palanquillas de manera continua, estaríamos por encima de esa producción de 2016. Esto no tiene nombre, sino responsables. Es una muestra de la malversación de fondos, es una cosa de locos”.

|Información. @elnacionalweb|

Publicar un comentario en la entrada El Periódico de Lara

 
Top