En una rueda de prensa celebrada pocos días antes de su investidura como presidente, Donald Trump se ha pronunciado sobre el muro que prometió construir en la frontera con México. No será una “cerca”, sino un “muro”, ha afirmado corrigiendo al periodista que lo interpeló al respecto.

Trump ha admitido que “podría esperar un año y medio hasta que terminaran las negociaciones con México” para alzar el muro, pero ha afirmado que no lo hará. El magnate ha anunciado que empezará las negociaciones con el país vecino en cuanto asuma el poder.
En sus palabras, EE.UU. y México “no tenemos ni siquiera una frontera, sino un coladero abierto”.

Trump ha prometido además “un enorme impuesto” fronterizo para las compañías que dejen EE.UU. Los mexicanos “son una gente fenomenal”, pero tendrán que pagar “reembolsos” de alguna manera, ha precisado el magnate. “Respeto al Gobierno de México y a su gente: son maravillosos”, ha afirmado el presidente electo. “No les culpo de haberse aprovechado de EE.UU.”, ha admitido.

|Información de @la_patilla|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top