Comerciantes de Santa Rosa, pueblo donde permanece la imagen de la Excelsa Patrona Divina Pastora, aseguran que las ventas han caído aproximadamente 40 por ciento, durante este año 2017.

Abraham Rodríguez, explica que la crisis ha limitado a los turistas y propios del estado Lara a realizar gastos fuera del presupuesto familiar. Detalla que hasta la fecha, lo que se ha logrado vender durante los días previos a la procesión de la Divina Pastora son estampitas, calendarios y velas para ofrendarlas a la imagen de la Excelsa Patrona dentro del templo.

Feligreses que acuden a Santa Rosa, manifiestan que no compran alimentos dentro del pueblo, debido al alto costo sobre la comida. Por ejemplo una pizza cuesta entre los 7 y 10 mil bolívares, un refresco de dos litros puede costar entre los 3500  y 4000 bolívares respectivamente.

Marlon Suarez, consultado, expresa que el presupuesto es poco y por ende prefiere tomar previsiones y llevar todo desde su casa. 

|Información de @RamonVeliz|


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top