La artista española dejó la energía altísima y lanzó su candidatura inapelable para el mejor show de esta edición de Viña.
Con un dominio espectacular, en sus dos horas y media de presentación Pantoja convirtió el gigantesco escenario del Festival en una cita íntima donde ella era la anfitriona y reina.

A ello contribuyó una orquesta de más de 90 músicos, el mayor despliegue técnico en la historia del evento, aunque eso no evitó que hubiera algunas descoordinaciones menores con la orquesta que sacaron muchas risas.

Isabel Pantoja también dejó para el recuerdo una inolvidable salida de libreto dirigida al jurado del Festival. En plena actuación, la española, indignada, los encaró por no estarle prestando atención. Hay muchos sitios para hablar, no la primera fila. Sea quien sea, a un artista hay que respetarlo”, dijo.

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top