Ayer se celebraron los Premios Grammy 2017 y entre presentaciones asombrosas una de las más sorpresivas fue el homenaje a George Michael a cargo de la cantante Adele.
Al comenzar a cantar Adele se notaba un poco incomoda y fue solo a minutos de empezar, cuando paró todo “Lo siento pero debo volver a empezar. Me equivoqué“, se disculpó, en medio de la canción, visiblemente conmocionada.
La cantante británica, muy contrariada, empezó de nuevo. Y lo hizo de forma fría. Hubo que esperar al final de la canción para ver el poderío de la auténtica Adele.
Al disculparse también soltó un mala palabra la cual ha sido censurada.
Ya el año pasado, también en los Grammy, la cantante desafinó y ella lo achacó a un fallo del micrófono.
Nada más acabar su actuación de anoche, Adele dio la espalda al público, emocionada y llorando. Cuando se enfrentó al público de nuevo, su cara se dibujaba entre furiosa y triste. Todos los artistas de la sala se levantaron, emocionados, a aplaudir. Ella se despidió con una mueca.

Publicar un comentario en la entrada El Periódico de Lara

 
Top