El ministro colombiano de la Defensa, Luis Carlos Villegas, atribuyó este domingo al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y al Clan de Golfo el asesinato de dos policías, entre ellos el del subcomandante de la estación de Fortúl, en el departamento de Arauca, frontera con Venezuela.
Según Villegas, las primeras pruebas en las investigaciones indican que el ELN, la segunda guerrilla del país después de las FARC, han desplegado un "plan pistola" y otras acciones fueron del Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país.
El "plan pistola" es una acción armada ordenada por los cabecillas de la guerrilla. Esta acción ha sido aplicada en varias ocasiones por los grupos armados adversos al gobierno colombiano.
Edwin Andrey Hernández Rodríguez, subcomandante de la estación de Policía de la población de Fortúl, murió el sábado luego de que un francotirador le disparó. Ese mismo día, el patrullero Jimeno Rincón Bonilla, fue asesinado por dos hombres en una zona rural del municipio de Tierra Alta, en el departamento de Córdoba (norte).
En las últimas horas, el Ejército colombiano también reportó que dos militares fueron heridos por un francotirador en una zona rural del caserío Panamá, que hace parte del municipio de Arauquita
Aunque Villegas no detalló en qué casos actuó el ELN o el Clan del Golfo, los dos tienen presencia en los sitios en donde fueron asesinados los policías y en los que resultaron heridos los soldados.
El jefe de la cartera de Defensa explicó que esas acciones contra los policías y los militares son una reacción del ELN y del Clan del Golfo por las operaciones en su contra.
El gobierno de Colombia y el ELN iniciaron el 7 de febrero un proceso de diálogo en Quito que busca poner fin al conflicto que han mantenido durante más de 52 años.

|Información. @elnacionalweb|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top