El relato, como un espejo, que Gabriel García Márquez hizo de Colombia quedó impregnado en el ADN de un país que venera al más universal de sus escritores, de cuyo natalicio se cumplen 90 años. 
"El riesgo es la mitificación, frente a eso mi única respuesta es que en esa obra tan extensa y vida llena de detalles y experiencias e historias por contar es necesario evitar el cliché alrededor de García Márquez", afirmó el director de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello. 
Gabo, como se le conoce popularmente, va camino al mito: el nuevo billete de 50.000 pesos (alrededor de 17 dólares) lleva el retrato del nobel colombiano, una nueva ficción televisiva narrará su vida y los grafitis con su emblema toman las ciudades del país. 
Contra ese ascenso a la torre de marfil de los escritores ya en el parnaso, el director de la FNPI receta "entender sus múltiples dimensiones". 
"(Es necesario conocer al) hombre en su vida familiar, al contador de historias, al educador del ciudadano y al emprendedor", señala Abello. La FNPI aspira a que haya un "conocimiento completo, ordenado y confiable de distintos aspectos" de la vida del "hijo del telegrafista de Aracataca", el pequeño pueblo del departamento caribeño del Magdalena en el que nació el 6 de marzo de 1927 y que inspiró al escritor para crear el universo de Macondo. 
En el camino hacia la mitificación, escritores, políticos y hasta guerrilleros citan a Gabo como fuente de autoridad mientras que los periodistas no se cansan de iniciar un relato con la fórmula "Crónica de una noticia anunciada". Por eso, Abello considera necesario "escapar del cliché, de la repetición, del facilismo", porque considera que García Márquez, fallecido el 17 de abril de 2014, a los 87 años de edad, "da para mucho". 
"Él es mucho más que mariposas amarillas", destaca y agrega que antes "del cliché del realismo mágico", prefiere el del "pragmatismo mágico". Hoy la FNPI le rendirá homenaje con la convocatoria de los Premios Gabriel García Márquez de Periodismo para la edición 2017. 
Además la Biblioteca Nacional de Colombia inauguró el año pasado La Gaboteca, un sitio web que recoge la vida y obra del ganador del Nobel de Literatura en 1982. En ese espacio recogen reseñas de todas las obras del escritor colombiano, textos de distintos autores sobre García Márquez y traducciones a otros idiomas, con el objetivo de acercar al autor a la gran audiencia. Para conseguir lectores garciamarquianos, cada obra del nobel va relacionada al catálogo en línea de la Biblioteca; de esta manera los usuarios consultan, se acercan y conocen al escritor. 
Como parte de esa labor, el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia convocarán este mes dos becas dirigidas a investigadores en la obra y vida de García Márquez para que continúen sus estudios en el Harry Ransom Center de la Universidad de Texas (EE UU), donde se conserva el archivo personal del nobel. 
A medio camino entre la mitificación del escritor y el acercamiento al hombre está el último gran proyecto sobre el Gabo, una serie de ficción cuyos productores anunciaron la semana pasada que pretenden vender a plataformas como Netflix o HBO. Esa saga televisiva será la primera que narre la vida del escritor, pero no con un carácter documental.
El cineasta colombiano Sergio Cabrera, director de La estrategia del caracol y de la serie española Cuéntame durante una etapa, está al frente del proyecto. Por delante tendrán una labor titánica: contar la vida del nobel que él mismo ya narró en Vivir para contarla y evitar que el escritor ascienda a la categoría de una de esas leyendas presentes en emblema, ausentes en la letra.

|Información. @elnacionalweb|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top