Las mujeres en Venezuela reciben su día en una realidad muy difícil, donde la escasez de alimentos y el alto costo de la vida son el lugar común, en opinión de la Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios (Atraem) la labor por cuenta propia se ha convertido para las féminas en una manera de desafiar a la crisis económica.

Lisbeth Cordero, coordinadora  de Atraem Mujeres Emprendedoras, indicó que es importante conocer las condiciones de las féminas en el ámbito laboral y los retos y posibilidades que existes para garantizarles a ellas trabajo decente que les permita llevar una vida digna. “Si bien es cierto que han habido muchos avances en materia de derechos humanos para toda la sociedad y se ha reconocido la necesidad de acciones especiales para garantizar igualdad y equidad para las mujeres, pero aún falta mucho por hacer”.

Cordero ‎explicó que no es fácil para las venezolanas atender la casa y la familia cuando tienen que tener un trabajo con varios rebusques para poder subsistir, igualmente es complicado atender múltiples actividades que generen ingresos teniendo en cuenta las colas para conseguir comida o medicinas. “Ahora pasamos de comprar harina precocidad a pilar maíz, de los pañales desechables a usar de tela con pantaletas platicas, cosas como estas aumentan la carga de oficios de nosotras las mujeres y cierra la posibilidad de garantizarle las tres comidas a nuestros hijos. Antes por más pobres que fuéramos resolvíamos con arepa o arroz con mantequilla algo que hoy es un lujo”, acotó.

Señaló que ‎en estos momentos de crisis, la mujer venezolana combina el trabajo formal con el informal, para poder así equilibrar el presupuesto y ven en el emprendimiento una forma de enfrentar el alto costo de la vida. “Con el desabastecimiento se abrió una oportunidad para muchas mujeres elaborando de productos de limpieza como jabones artesanales y desodorantes, e incluso con la baja de peso las costureras se están dedicando a la modificación de prendas de vestir”.

Destacó que el reto que tienen es aprovechar las potencialidades de las mujeres, destacando que diferentes organizaciones se están ocupando de apoyar y facilitar formación y capacitación. “Desde Atraem apostamos al desarrollo de las habilidades emprendedoras siendo una opción de desarrollo social y económico para toda la población pero como punto central las mujeres, en este marco nuestra organización presento ante la Asamblea Nacional un anteproyecto de ley para la protección, dignificación y desarrollo de los trabajadores autónomos”, sentenció.


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top