A nuestro entender, la página web de una empresa o individuo (branding personal) es un instrumento fundamental para la promoción de nuestros productos y servicios.
Debemos cuestionarnos en forma continua, para validar la experiencia que tienen nuestros usuarios visitando y usando la página.
Compartimos con ustedes 5 criterios que vale la pena tomar en cuenta para tener nuestra página web a punto:
1) Calidad de las imágenes
Unas imágenes pobres, de baja resolución, pueden dar una mala impresión de nuestra empresa, alejando a aquellos que queremos atraer. Imágenes demasiado pesadas pueden por otra parte retrasar la navegación de nuestra página web, de modo que debemos escoger, con sabiduría, imágenes de calidad, lo más ligeras posibles. Google anunció recientemente que desarrolló una tecnología para reducir 35% el peso de los archivos gráficos, sin mermar la calidad, de modo que debemos estar revisando estos temas en forma continua.
2) Problemas de navegación
Una de las formas más efectivas para espantar a nuestros potenciales clientes es que nuestra página presente problemas de navegación, bien sea botones que no funcionen o páginas que no abran. Cuide mucho este aspecto.
3) Errores de ortografía y/o tipografía
Con mucha frecuencia, encontramos horrores gramaticales en páginas costosas. Descuidos de este tipo pueden dar una impresión equivocada a aquellos en búsqueda de servicios de calidad y precisión. Luego de terminada una nueva versión de su página web, pida a un ente externo, a alguien con ojo clínico para los errores, que revise minuciosamente su página. Si aun con estos cuidados se desliza algún error, esté pendiente del feedback de los usuarios, para mandar a corregir los errores de inmediato.
4) Contenido pobre
En ocasiones observamos material difícil de entender, con problemas de redacción, ofrecido como contenido en páginas web. Curar contenido es no solo admisible sino completamente normal en cualquier rama del conocimiento, pero debemos agregar valor en nuestro análisis, simplificar los conceptos y las explicaciones y, lo más importante, dar crédito a las fuentes originales que consultamos.
5) Congestión
Evite, en lo posible, concentrar demasiado su página web. Se imponen las páginas que fluyen y permiten una exploración de contenido a la medida de las necesidades de cada usuario. En este caso menos es más! Menús demasiado abigarrados, con letras minúsculas, se harán difíciles de comprender, tendiendo a espantar a los más impacientes.

@lapatilla

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top