Prensa alcaldía de Iribarren.- Representantes de la Policía Municipal de Iribarren rindieron cuentas sobre la actuación policial, en el ámbito operativo y económico durante la gestión 2016.  En esta oportunidad el encuentro fue con los habitantes del sector norte, específicamente la concentración se efectuó en la sede del gobierno parroquial Cují-Tamaca.

  El director de la PMI, Héctor Medina, se dirigió a los habitantes detallando los logros, deficiencias y los desafíos que tiene la institución actualmente.  Describió la gestión 2016 como un año duro para el cuerpo policial.  Pues disminuyó considerablemente la operatividad en las calles debido  a que muchas unidades se encontraban paralizadas por falta de repuestos.

 “El año pasado fue difícil. No contábamos con el presupuesto necesario para reparar las patrullas. Y la situación del país influyó. El alto costo para adquirir algunos insumos y la escasez, nos limitaba para la adquisición de algunos repuestos”, indicó el Supervisor Jefe.

 Sin embargo, acotó que esté año gracias al apoyo del alcalde Alfredo Ramos, la institución recibió una dotación para mejorar el parque automotor. Y esta ayuda permite aumentar el patrullaje y la vigilancia en el municipio.  

En el 2016, el hacinamiento en los calabozos aumentó. Situación que limita también el desempeño de los uniformados en las calles, pues la institución designa a más funcionarios a custodiar a los privados de libertad y así evitar cualquier situación irregular.  Actualmente hay más de 100 presos en la comandancia municipal.

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top