La temperatura en el manto, una de las capas interiores de la Tierra, puede ser 60 grados mayor de lo que se creía hasta ahora, según estima un estudio publicado esta semana en la revista Science.
El cálculo fue realizado por científicos de la Institución Oceanográfica de Woods Hole en Massachusetts (EE.UU.), luego de un novedoso experimento hecho con un tipo de mineral presente en la parte superior del manto.
"Estábamos enfocados en desarrollar un enfoque distinto, para saber cómo se funde el manto bajo las dorsales mediooceánicas", explicó Emily Sarafian, una de las investigadoras que realizó este trabajo.
"La mayor consecuencia es que, si el manto está más caliente, entonces puede fluir más fácilmente. Eso ayuda a las placas tectónicas a moverse", agregó.
Realizar este tipo de estimaciones no es fácil: para conocer la temperatura potencial del manto, los científicos deben analizar la lava que emerge de las dorsales medioocéanicas, es decir, de las elevaciones submarinas ubicadas en los límites entre placas tectónicas.

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top