Eran las 3.30 de la tarde de este domingo, estaba toda la familia en la casa, cuando diez funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro, Conas, del estado Lara, destrozando el portón de la casa, ingresaron a la casa de nuestro compañero de labores, Ramón Antonio Véliz, ubicada al norte de Barquisimeto. 

"Llegaron gritando "somos el Conas, aquí hay cosas robadas", armados con pistolas 9 milímetros, se metieron a la casa y nos apuntaron a todos. Seguían afirmando que habían objetos robados y empezaron revisarlo todo. En mi cuarto dejaron cosas dañadas, al igual que en el resto de la casa que la dejaron toda desastrosa", cuenta con la voz temblorosa aún, el comunicador social.


Agrega que, extrañamente, el grupo de funcionarios estaba acompañado de un delincuente, a quien no conocen, "nos querían montar una olla,es lo que parece, lo que no esperaban era que mi papá es policía y sabe cómo se manejan este tipo de procedimientos, a él le exigían que tenía que ir a rendir declaraciones a la sede del Conas, a lo cual se negó, porque todo esto ocurrió sin orden de ningún tribunal", continuó. 

Véliz, por ser periodista, enseguida que empieza la irregularidad, sacó su celular y comenzó a grabarlo todo, por supuesto, antes que los funcionarios abandonaran la vivienda, le borraron todo el material recolectado. "No hemos dormido nada, estamos llenos de miedo de que pueda pasarnos algo, lo que de llegar a pasar, los hacemos responsables a ellos. Finalmente se fueron porque escucharon que empecé a llamar a amigos que tengo en la Guardia de Honor Presidencial y a otros de la Guardia Nacional". 

El periodista recuerda que el día anterior al suceso, el sábado, en la plaza de la Justicia, donde se encontraba cubriendo las actividades de protesta de la oposición, fue fotografiado en varias oportunidades por efectivos de la GNB. 

@gabytarod

   



Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top