Con una bandera de Venezuela sobre su féretro reposaba el cuerpo sin vida de Gruseny Antonio Canelón, joven herido el pasado 11 de abril durante una protesta en Cabudare, estado Lara. 

Las causas de su muerte aun no están claras. Hay quienes señalan a la Guardia Nacional Bolivariana de ser la responsable del hecho, sin embargo otros culpan a los llamados colectivos armados, grupo que se desplaza en motocicletas por la ciudad intimidando a manifestantes.  

Lo cierto es que la muerte de Tony, como le decían por cariño quienes lo conocían, ha enlutado a toda una familia, que con dolor aún trata de asimilar la terrible tragedia. 

Alan Canelón, uno de los hermanos de Tony relató que la última vez que habló con el hoy occiso fue la tarde del martes, día en que resultó herido el joven: "Él trataba de bajar a Cabudare" comentó. 

Aseguró que a la fecha desconocen cómo y dónde fue asesinado su hermano mayor: "Tengo entendido que el CICPC y la Fiscalia investigan el hecho".

Los restos de Tony están siendo velados en una reconocida funeraria de Cabudare, a donde han llegado familiares y amigos de la víctima.  

Se pudo conocer que la familia del fallecido no ha tenido acceso al informe forense por lo que desconocen cuantas heridas recibió Tony. Según su hermano, fueron dos funcionarios de la GNB quienes lo trasladaron hasta la emergencia del hospital Central Antonio Maria Pineda. 

Médicos que lo atendieron relataron que el joven presentaba varias heridas de perdigon que le destrozaron algunos órganos.  

Gruseny Canelón tenía de 32 años y era el mayor de cuatro hermanos. En vida se dedicaba al modelaje y le apasionaba el deporte.


Jeferson Banganho

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top