Se instaló en Lara el Consejo de Estado por la Paz y la Justicia, instancia creada para trabajar de manera articulada en defensa de la protesta pacífica que ha sido criminalizada por el Gobierno Nacional.

Está conformado por el gobernador, los alcaldes de Iribarren, Palavecino y Jiménez; Iglesias, Fedecámaras, Cámara de Industriales, Cámara de Comercio, Colegio de Médicos, Colegio de Ingenieros, Colegio de Abogados, universidades autónomas, partidos de la Mesa de la Unidad Democrática, diputados de la Asamblea Nacional, del Consejo Legislativo Estadal, concejales, organizaciones de derechos humanos, estudiantes, trabajadores, policía regional y policía municipal, abogados, síndicos procuradores, Director Regional de Salud y de Seguridad, sectores sociales, otros gremios profesionales, asociaciones civiles.

Esta articulación multidisciplinaria se creó en atención a la demanda de un pueblo que ha expresado su descontento contra la crisis estructural que vive el país. Al respecto, la primera autoridad del estado manifestó que “es hora de que florezca la verdad y reforcemos la unidad. No sólo la unidad del pueblo que protesta legítimamente en la calle, sino también la unidad de su dirigencia. Es la unidad de quienes hoy más que nunca estamos comprometidos en proteger y acompañar de manera determinante esas expresiones de calle necesarias y naturales”.

Henri Falcón reitera, como lo ha venido haciendo desde hace varios años, que Venezuela está en un momento peligroso el cual afecta al 95% de la población, sobre todo la clase obrera y trabajadora que está muriendo de hambre porque el problema inflacionario erosiona sus salarios.

Agregó que “todo esto viene sopesado por un momento trágico para la democracia que se manifestó con la ruptura del hilo constitucional en la expresión de dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que quedaron para la historia y que rompió el contrapeso necesario que debe existir en las instituciones para ser verdaderos garantes del ejercicio democrático del ciudadano a expresarse libremente frente a un Gobierno que no responde a los intereses colectivos”, dijo.

Unidos frente al caos

Previo a la conformación del Consejo de Estado por la Paz y la Justicia, se desarrollaron una serie de reuniones evaluando los hechos, abordando las organizaciones que defienden los derechos humanos y explorando alternativas para no seguir dispersos sino para acompañar de manera asertiva el sentimiento de la mayoría del estado y mostrar unión frente al caos, que pone en riesgo la estabilidad política y social del país.

“De esta manera surgió una instancia de corresponsabilidad frente a la crisis, lo cual es perfectamente viable de acuerdo a lo establecido en la Constitución. Se trata de acompañar la protesta diaria, la protesta pacífica de calle y atender el sentimiento de las grandes mayorías que se expresan con razón”, explicó el Gobernador.

Consideró además que estas manifestaciones de descontento social se ven amenazadas e infiltradas por focos articulados por el Gobierno y su partido para desnaturalizar el espíritu, propósito y razón de la protesta. “Nosotros estamos llamados a detener la muerte, los daños hacia personas, a evitar más heridos y a detener también los daños a los bienes públicos y privados”, enfatizó.

“Tenemos nuestra policía regional y la alcaldía de Iribarren tiene su cuerpo de seguridad pero a veces no estamos articulados y donde no hay articulación ni compromiso gana la anarquía. Es momento de la unidad”.

Henri Falcón resaltó la necesidad de dirigir los cuerpos de seguridad de manera transparente y en función de la defensa de la población para evitar tergiversaciones de actos que conlleven a una intervención y caigan en manos del Gobierno que la convertiría en una policía represiva.

“Se trata de un asunto de sentido común, de criterio político y de racionalidad. Una protesta no es tumbar un poste ni quemar un módulo policial. Esas personas no son verdaderos agentes de la protesta cívica en función de un cambio. Rechazamos la violencia venga de donde venga”, exclamó.

Además reiteró su compromiso con la unidad invitando a no buscar adversarios dentro de la oposición, pues no se trata de defender un partido político sino a un país.

Consejo de Estado por la Paz y la Justicia

La instancia está dividida en varias unidades operativas con responsabilidades de acuerdo a su área de competencia. Lo conforma la Unidad de Acompañamiento a las Protestas Pacíficas, que se encargará de diseñar el protocolo para garantizar la manifestación dentro del marco constitucional.

Contiene también la Unidad de Protección a los Derechos Humanos, la cual brindará atención inmediata a las víctimas de violación de estos derechos derivados de situaciones de protestas no pacíficas, además de defensa legal y psicológica.

La Unidad de Actuación Policial debe diseñar estrategias dirigidas a abordar a grupos paramilitares, así como coordinar tácticas entre todos los organismos policiales, valorando cada uno de los eventos para minimizar lesiones a personas y actos vandálicos.

Por su parte, la Unidad Legislativa promoverá y acompañará los enlaces necesarios ante los organismos del Poder Público para abordar lo legislativo, normativo y administrativo ante situaciones irregulares.

La Unidad de Acción Social acompañará a las víctimas y sus familiares con asistencia médica y social. Para rastrear la evolución y solución de cada uno de los casos se creó la Unidad de Control y Seguimiento.

Contiene además la Unidad de Solución a Daños para velar por cualquier eventualidad que sufran bienes tanto públicos como privados y por último la Unidad de Comunicación y Divulgación, la cual informará las acciones y situaciones con un proceso de retroalimentación permanente para que todos estén informados.


@gobiernodelara

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top