“Estamos listos y firmamos acuerdos fitosanitarios, comerciales y pronto Rusia va a suministrar a Venezuela de manera mensual 60.000 toneladas de trigo mensuales, a partir de este año y por mucho tiempo”, dijo el presidente Nicolás Maduro desde Fuerte Tiuna.Durante un acto de relanzamiento del Programa de Alimentación Escolar (PAE), el jefe de Estado señaló que se trata de una relación ganar ganar.

Hizo la primera entrega de 100 camiones para la flota que permitirá municipalizar el Programa de Alimentación Escolar, que atiende cerca del 70% de las escuelas públicas del país y afirmó que “vamos a tener cinco fábricas rusas funcionando full como de estos camiones que estamos entregando hoy”.
Indicó que en conversación telefónica sostenida este jueves con su homólogo ruso Vladimir Putin también se abordó el tema petrolero, aunque no ofreció detalles.

El 7 de diciembre Maduro había anunciado el acuerdo con Rusia para la importación de trigo en 2017 que pondría fin al supuesto sabotaje de los panaderos contra el pueblo, aunque para el momento el volumen no había sido definido. Ahora vuelve a hacer el anuncio, igual que antes, sin fecha precisa.
La información la dio a conocer en ese entonces mucho antes que comenzara a hablar de una “guerra del pan”, que tomara algunas panaderías ubicadas en el centro de Caracas (capital de Venezuela) y ordenara a las procesadoras de trigo destinar 90% de ese  insumo a las panaderías.
No obstante, la escasez del pan ha ido agravándose.

De acuerdo con la Federación Venezolana de la Industria de la Panificación (Fevipan) se necesitan 360.000 toneladas de trigo al mes para atender las necesidades de la población que volcó parte de la demanda de harina de maíz (también ante la falta de maíz) hacia el consumo de pan.
El consumo efectivo de trigo y sus derivados es 20% inferior a un año antes y más de un tercio inferior (-550.000 toneladas) a lo que consumía el país en 2015 en comparación con 2014, de acuerdo a fuentes consultadas por El Estímulo.

En trigo, “la crisis económica y las limitaciones de importaciones han creado un severa escasez y la industria solo está cubriendo 54% de la demanda interna. La falta de pan se hace cada vez más frecuente este año y el consumo de harina se proyecta en 1,1 millones de toneladas en el periodo 2017/18”.


|Información. @elestímulo|


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top