Como un golpe de estado contra la municipalidad, calificó el Alcalde de Iribarren, Alfredo Ramos, la decisión tomada por concejales oficiales de solicitar su destitución del cargo. El mandatario repudió esta acción en su contra.

“Un golpe de estado al municipio mi destitución por los #ConcejalesDeLaDictadura. El tirano de Maduro no detendrá nuestra lucha por la democracia”, publicó Ramos a través de cuenta en Twitter.

El burgomaestre sostuvo que su destitución ilegal es parte del golpe de estado continuado de Nicolas Maduro.

Pidió todo el apoyo a los que lo eligieron como alcalde de Barquisimeto y los exhortó a concentrarse desde horas de la mañana de este viernes frente a la sede de la Alcaldia del Municipio Iribarren.


Información: Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top