El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, se reunió con el Secretario General de la Organización de Estado Americanos (OEA), Luis Almagro, para entregar el Acuerdo aprobado en el Parlamento que frena la salida unilateral de Venezuela de la instancia internacional.
“Vinimos a la OEA a anular la decisión unilateral del Gobierno de Maduro de salirse de esta organización”, explicó el legislador más temprano durante una entrevista por el circuito Éxitos con el periodista César Miguel Rondón.
De igual manera, dio a conocer que le entregará al Secretario pruebas de la represión en Venezuela, con nombres de los uniformados responsables.
Concluida la reunión con Almagro, Borges sostuvo una breve rueda de prensa en la que afirmó que consignó los documentos “aprobados de manera unánime por el parlamento venezolano” que frenan e impiden que Venezuela pueda salirse de la Organización.
“Nicolás Maduro notificó unilateralmente su decisión de salirse de la OEA. Este proceso es absolutamente nulo y contrario a la Constitución Nacional, hoy hemos traído un decreto de la Asamblea Nacional que expresa que la voluntad de Maduro debe ser anulada, que Venezuela no puede salir del sistema interamericano. Quiero explicarles brevemente que nuestra Constitución establece que todos los pactos internacionales relacionados con Derechos Humanos tienen rango constitucional, por lo tanto ni que el Parlamento ni el Ejecutivo quieran salirse podrían hacerlo”, manifestó el también dirigente de Primero Justicia.
“Una vez que el estado suscribe acuerdos en DDHH ya eso queda en piedra, es parte sustancial de nuestra Constitución y no hay fórmula con la cual Maduro se pueda salir de OEA (…) La decisión de Maduro es nula, es ilegal, inconstitucional, no tiene el poder de hacerlo porque estaría yendo en contra de la Constitución”, añadió.
En este sentido, al ser consultado si estas acciones detendrían el “reloj de los dos años”, el parlamentario respondió afirmativamente.
Sobre el estado de salud de Leopoldo López
Por otro lado, preguntado sobre el estado de salud de Leopoldo López, Borges manifestó que todo lo que ocurrió el día de ayer fue montado por el gobierno “de la manera más perversa y cruel”, para “seguir torturando psicológicamente a sus familiares y al pueblo venezolano”.
El Coordinador Nacional justiciero también explicó que los rumores del estado de salud de Leopoldo los generó el propio gobierno para desviar la atención de la muerte del joven de 17 años, Armando Cañizales, a manos de la brutal represión que ocurrió durante la protesta opositora del miércoles.
“Condenamos que utilicen a nuestros presos políticos para torturar a su familia y al pueblo venezolano y para desviar la atención de la brutal represión”, enfatizó.

|Información. @lapatilla|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top