El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, denunció este martes que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) recibió nuevas órdenes para lograr que “en ocho días no haya nadie en las calles protestando”.
Aseguró tener información de que los efectivos de ese cuerpo de seguridad no solo tendrán el rol de contener a los manifestantes para que no avancen al centro de Caracas, sino que además empezarán a “robar dinero, teléfonos, relojes, bolsos, morrales y demás pertenencias personales”.
“Ya no se trata de contención, se trata de perseguir, atacar a la gente, incluyendo a los periodistas”, a quienes advirtió que serán despojados de sus equipos cuando estén cumpliendo con su trabajo. “La policía les va a arrancar el teléfono”, enfatizó en su espacio Pregunta Capriles.
Aconsejó a quienes asistirán a la movilización de este miércoles que eviten llevar pertenencias para no caer “en las fuerzas de la brutal represión”.
Ante las nuevas medidas que emplearán para evitar la protesta, instó a que cada vez sean más las personas que salgan a manifestar. “Si somos millones en las calles se les hará muchísimo más difícil a los criminales su actuación”.
Recordó que “el objetivo de la represión es generar miedo”, como ocurrió en los Altos Mirandinos “donde salían a protestar todos los días y ahora San Antonio está militarizado, prácticamente sitiado”.
“Si somos millones no tendrán capacidad para robar, atacar. No tienen capacidad para militarizar a todo el país”, recalcó.
Dijo que “la única manera de que los venezolanos dejen las calles es que el Gobierno respete la Constitución o que la Fuerza Armada haga que la cúpula madurista respete la Constitución, que cese el autogolpe madurista”.
Sobre la movilización de este miércoles señaló que tiene como propósito mostrar al mundo que los venezolanos están en las calles exigiendo sus derechos, aprovechando que se reúnen los cancilleres en la Organización de Estados Americanos para debatir el tema del país.
A pesar de las nuevas acciones de las fuerzas de seguridad que denunció, aseveró que “el descontento en las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB) “crece todos los días”.
“Esos que nos atacaron ayer, no son la mayoría de los miembros de nuestra FAN. Como les he venido diciendo, la FANB no es de Maduro, ni Padrino, ni de la cúpula corrupta. La FANB siente como la mayoría de los venezolanos”, afirmó.

Información. El Universal 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top