Luego del incremento salarial anunciado por el presidente Nicolás Maduro este domingo, la presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos indicó que no se ajusta a la realidad del venezolano, "el aumento no sirve porque la inflación es constante", consideró que lo primero que debe hacerse es intentar bajar la inflación para poder tener poder adquisitivo.
El Ejecutivo informó que el salario mínimo a partir de este 1ero de mayo será de: 65.021 bolívares, el bono alimenticio será de Bs.135.000,razón por la cual, Ramos señaló que "el trabajador no necesita incremento, necesita seguridad social, medicinas y comida".
Por otra parte, la presidenta de Consecomercio aseguró que con las medidas económicas que el Gobierno ha aplicado solo buscan "el cierre de las empresas".
"Es intencional golpear al sector empresarial, generar la destrucción de la economía privada, la Constitución establece que el Gobierno debe ayudar al sector privado pero hacen todo lo contrario y ellos están consiente de ello", aseveró. 
Por otra parte, señaló que los trabajadores ya no exigen reivindicaciones salariales, "ahora luchamos por reivindicaciones sociales, reclamamos libertad".
"Los trabajadores pedimos libertad, pedimos libertad para tener el país que queremos. Sin empresa no hay trabajador y sin trabajador no hay empresa", añadió. 
Por último, reaccionó ante las palabras del presidente de Maduro, quien reiteró su llamado a trabajar con las empresas privadas que quieran trabajar por el país. "Los empresarios que estamos en Venezuela queremos trabajar por un país y no por un gobierno".
"El gobierno está empeñado en bajarnos la "santa maría" y nosotros estamos empeñado en seguir trabajando por Venezuela", sentenció.



|Información. @globovision|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top