La esposa del Teniente de la Guardia Nacional Bolivariana asesinado en Valle Hondo el pasado sábado habló a la prensa por primera vez y dijo que su pareja solo estaba grabando el homenaje a Manuel Sosa y que en ningún momento se burló de lo que estaba sucediendo en ese momento.

Desde las afueras de las Morgue del Hospital Central Universitario Antonio Maria Pineda, la esposa del funcionario en condición de retiro, señaló que Danny José Subero no se encontraba en el lugar como infiltrado.

“Creo que él se paró ahí para ver algo bonito, para ver un homenaje que casi nunca lo hacen cuando alguien se muere”, manifestó.

Según publicó El Impulso, la esposa de Subero informó que actualmente el funcionario estaba en trámites de retiro, solicitud que había realizado en el mes de enero.

Los restos mortales del Teniente fueron velados en Zanjón Colorado, en Palavecino, y serán trasladados en las próximas horas hasta el oriente del país.

Actualmente estaba residenciado en La Piedad Norte y vivía junto a su esposa y su pequeña hija de cuatro meses de nacida.

Danny Subero fue asesinado el sábado en medio de los actos de despedida de Manuel Sosa, joven fallecido durante una protesta en Valle Hondo. El funcionario fue golpeado por manifestantes al ser confundido con un infiltrado.

La moto en la que se trasladaba Subero fue incendiada y todas sus pertenencias fueron robadas. El hombre recibió tres impactos de bala.

El Ministerio Público adelanta las investigaciones del hecho.









































Redacción. @Jeferbanganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top