Estudiantes de la Universidad de Oriente (UDO) y civiles en general se volcaron en las calles de Ciudad Bolívar para exigir justicia para Augusto Puga, un joven manifestante que falleció cuando se encontraba protestando. Esta protesta fue llamada como “la Gran Marcha Oriental”.

 

Así mismo los manifestantes piden que se respete la autonomía de la UDO, violentada el 24 de mayo cuando murió Pugas. Funcionarios policiales ingresaron al centro educativo y dispararon contra los jóvenes que se encontraban allí. La marcha partió desde la sede de la universidad y su destino es la Fiscalía, la diputada María Corina Machado se hizo presente en el lugar para respaldar las exigencias de los ciudadanos.
Cinco funcionarios de la Policía del estado Bolívar y un sargento segundo de la Milicia Bolivariana, fueron privados de libertad por su responsabilidad en la muerte del estudiante Pugas. El Ministerio Público (MP) imputó a los oficiales Annel Medina Delgadillo, Gabriel Centeno Navas, Luis Contino Freides, Edduar Infante Guzmán, Derquis Pérez y al sargento Cristhian Arzolay.
Los delitos que se le imputaron fueron coautoría en el delito de homicidio intencional calificado con alevosía en perjuicio de Pugas Velázquez, y trato cruel en detrimento del otro estudiante, así como uso indebido de arma orgánica. Los cinco policías serán recluidos en el Centro de Coordinación Policial Guaiparo, en San Félix; mientras que el sargento permanecerá en la Comandancia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, ubicada en Ciudad Bolívar.

































Información. Caraota Digital 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top