Sin importar la edad, el cansancio ni las enfermedades, los abuelitos salieron a marchar este viernes en Caracas por un mejor país. La respuesta del gobierno fue gas pimienta para los manifestantes.

Los abuelos apenas comenzaban a concentrarse a la altura de Chacaito, cuando funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana los reprimieron con gas.

La marcha se dirigía a la sede de la Defensoría del Pueblo que se mantuvo fuertemente custodiada por centenares de policías y guardias nacionales con equipos antimotines.

El gas pimienta afectó a un considerable número de abuelos que a pesar de los efectos del químico, continuaron con su marcha.






























@JeferBanganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top