Una madre aguerrida, luchadora, esforzada... en fin una madre venezolana, eso es Maritza Aponte, mama del joven de 32 años Manuel Alejandro Sosa Aponte, quien recibió un disparo ayer mientras manifestaba en la urbanización Valle Hondo de Cabudare en el municipio Palavecino del estado Lara.

Cuenta la señora Aponte que a Manuel lo impactaron mientras socorría a otro de sus compañeros, quien también estaba herido. "Él se paró y se fue corriendo hasta la I etapa de valle Hondo, hasta que se fue desmayando poco a poco hasta caer en brazos de una amiga, lo llevamos a la clínica, donde le hicieron un bypass cardíaco pero no lo resistió". 

La madre contrariada, pero con firmeza culpa a la Guardia Nacional Bolivariana, GNB, y a los Reyes de la inesperada muerte de su hijo, quien deja una hija de cinco años. "Yo no tengo miedo, si quieren que me lleven presa". 

Aponte recuerda que en el mes de abril, Manuel Alejandro dijo que si era de dar la vida por su familia, lo haría pero había que luchar por el país y así fue.

Sosa, quien egresó del colegio La Salle de Barqusimeto, tuvo tuvo que dejar sus estudios en la Universidad Yacambú para trabajar y mantener a su hijo. 
   
Es de destacar que el hecho sucedió a las 2:30, cuando la GNB llegó a reprimir, tumbó portones y dispararon hasta acabar con la vida de Manuel Alejandro Sosa nueve horas después. 

|Redacción @gabytarod|
|Información. @carlosi_suarez|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top