28 heridos, 4 de ellos por arma de fuego, fue el resultado de la represión que padecieron ayer los vecinos del sureste de Caracas.
De acuerdo con Enrique Montbrun, director de Salud Baruta, entre los 4 heridos por arma de fuego, hay 3 menores de edad, de 15 y 16 años, que recibieron los impactos en el abdomen y en las piernas. Las demás víctimas presentaron traumatismos por el golpe de bombas lacrimógenas y asfixia por inhalación de los gases.
Ayer, el sureste de Caracas amaneció en silencio y rodeado de una tensa calma que se interrumpió después del mediodía cuando funcionarios militares y policiales llegaron asolando el sector.   
Los comercios de La Trinidad, La Tahona, las Minas de Baruta, El Peñón y Piedra Azul amanecieron cerrados y las vías de acceso, obstaculizadas por barricadas, impedían el tránsito automotor.
Residentes de edificios y casas del sector se apostaron en las áreas restringidas por los árboles, piedras y bultos que impedían el tránsito, y permanecieron allí durante horas. Estaban tranquilos, pero se manifestaban “cansados de este gobierno”, indicó una vecina que pidió resguardar su identidad.
La tensión pasó a agresión cuando miembros de la Guardia Nacional Bolivariana llegaron al área y comenzaron a reprimir a los vecinos. A las 5:00 pm la situación se había calmado en La Trinidad, La Tahona y El Peñón, pero en los alrededores de Piedra Azul aún era difícil “porque la represión allí fue mayor”.
Además, se observó la presencia de hombres armados, así como de motorizados que, a las 8:00 pm, transitaban las calles disparando al aire en actitud de amedrentamiento.

|Información. @elnacionalweb|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top