La salud del general retirado Ángel Vivas Perdomo se deteriora tras las torturas que ha sufrido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). La denuncia la realizan sus familiares, que el miércoles pasado lo visitaron por primera vez en el Helicoide luego de 34 días de la detención, ocurrida el 7 de abril.
Alrededor de 20 funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) aprehendieron a Vivas en su lugar de residencia y le propinaron golpes hasta causarle graves lesiones, aseguró el abogado Hidalgo Valero, presidente de la asociación civil Defensores Populares de la Nueva República, quien defiende al ex militar junto con su colega José María Zaa.
Entre las lesiones que sufrió está una herida a la altura de la sien que le afectó el ojo izquierdo, causándole la pérdida parcial de la visión; perdió completamente la audición en el oído derecho y recibió un fuerte golpe en la columna con un fusil, que aparentemente le afectó órganos internos.
Los familiares suponen que tiene una costilla rota, debido a que presenta una protuberancia en esa zona. Además, ha perdido varios kilos de peso, está encorvado y utiliza un bastón: “Su estado de salud es extremadamente crítico”.
Al día siguiente de las torturas lo presentaron ante el juzgado 1° de Control Militar. La juez que lleva el caso emitió una orden de traslado al Hospital Militar; sin embargo, los funcionarios de seguridad hicieron caso omiso de la orden.
“Los jueces son muñecos. Ni se inmutaron los funcionarios de ese tribunal (…) Vivas llegó ensangrentado porque se le abrió la lesión en el oído cuando llegó al recinto”, expresó Valero en una entrevista exclusiva con El Nacional Web.
Aunque los abogados no han podido visitar a Vivas ni leer el expediente del caso, conocieron que le imputaron tres delitos: traición a la patria, instigación a la rebelión y sedición. La defensa del caso calificó las visitas al Helicoide como un “viacrucis”.
Acciones legales
La defensa introdujo un recurso de amparo ante el Tribunal 20°, pero culminó el lapso legal y no recibieron respuesta. Actualmente preparan un nuevo amparo para llevarlo a un tribunal penal de la jurisdicción ordinaria.
En el proceso, los abogados han descubierto que hay una “infinidad” de casos de detenidos con orden de excarcelación y de amparo que el Sebin se niega a acatar.
Hidalgo Valero responsabilizó a Gustavo González López, director del Sebin, y al general Hernández Dala, por las irregularidades en el Helicoide. Al primer funcionario lo denunciaron ante la Fiscalía y próximamente harán lo mismo con el segundo, a más tardar el lunes.
También elevarán denuncias ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y organismos internacionales.
Este viernes habrá una asamblea a las 9:30 am en el teatro Chacaíto, en Caracas, donde abordarán las denuncias de los presos políticos y harán un llamado a los abogados del país a defenderlos. Posteriormente se movilizarán a la sede de la Nunciatura Apostólica para consignar una carta dirigida al papa Francisco.
“Estos señores no tienen ni la más elemental noción de lo que es la humanidad (…) Esto tenemos que detenerlo a cualquier costo”, concluyó.

|Información. @elnacionaleweb|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top