“No puede ser que estén matando a nuestra gente joven y yo vengo a pedirle el milagrito a la Virgen”, señaló a la AFP Egda Romero, una sexagenaria que vino desde Maracaibo (oeste de Venezuela) para las celebraciones por el centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, Portugal.
Con un sombrero con los colores de la bandera venezolana, amarillo, azul y rojo, que la distingue entre la multitud que se concentra en la explanada frente a la Basílica de Nuestra Señora de Fátima, Romero lamenta: “La gente preparada se está yendo del país, porque no tenemos democracia”.
Como ella, José Ornelas, un hombre de 59 años que nació en Portugal pero que a corta edad se residenció en Venezuela, sintió la necesidad de peregrinar desde Caracas para pedir a la Virgen María por su país adoptivo.
“Estoy en Fátima para rezar mucho a la Virgen y pedirle que intervenga (…). Estamos viviendo una espiral de mucha violencia, por eso vinimos, a rezar para que nos dé un milagro de paz para Venezuela, que tanta falta nos hace”, dice este hombre dueño de una librería, que carga una enorme bandera venezolana.

“Al papa, que por favor intervenga por la paz de Venezuela, porque mucha falta nos hace”, agrega Ornelas.

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top