En junio del año 2016, más de 415 trabajadores fueron despedidos de distintos organismos del Estado sólo por estar a favor de un referendo revocatorio que, posiblemente se le aplicaría al presidente venezolano Nicolás Maduro.

Como si de una prohibición de opinar libremente se tratara, así fueron sacados de sus cargos en distintos estados del país, por lo que Carlos Carucí, coordinador de la Organización No Gubenamental (ONG) Movimiento Vinotinto, denunció que estas actuaciones están fuera de cualquier contexto legal.

“Tenemos casos como el de un profesor en el municipio Andrés Eloy Blanco del estado Lara, donde se le hizo un procedimiento administrativo por solamente protestar pacíficamente dentro de la ciudad porque ni siquiera fue en la institución donde labora. No se le puede vulnerar el derechoal trabajo”.

Explicó que hay casos también de Corporación de electricidad en el país, Corpoelec donde hay dos trabajadores y otros ocho en el Seniat y el Ministerio del Ambiente, sólo en Lara. “Necesitamos que las personas se sientan segura y puedan opinar libremente”.

Hablan las víctimas

Eleonora Dappo, trabajó durante 21 años en el Seniat, firmó para apoyar un referendo revocatorio contra el Gobierno nacional, por lo que fue sancionada.

Desde hace un año ha acudido a la Defensoría del Pueblo a pedir el apoyo necesario de la institución, sin embargo, aún espera respuesta. “No hemos recibido la atención como debería ser”.

Explicó que cuando fue despedida su hija tenía un año de nacimiento y las leyes venezolanas dicen que goza de inamovilidad laboral, sin embargo, fue letra muerta al momento de tomar la decisión de despedirla.

Dappo también informó que el tribunal que lleva su caso, sentenció que debía volver a su trabajo sin embargo, hicieron caso omiso, por lo que pidió a las instituciones de defensa de la nación que acaten los señalamientos hechos por el poder judicial venezolano.


|Prensa @movinotinto|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top