Ante los hechos de violencia suscitados la noche del pasado jueves en la ciudad de Barquisimeto, el alcalde del municipio Iribarren, Alfredo Ramos, denunció que tales acciones fueron planeadas en una reunión liderada por Luis Reyes Reyes para generar caos y saqueos en el municipio.
El gerente local aseguró que tanto Reyes y Cabello buscan culparlo por la desestabilización y generar una matriz de opinión calificándolo de terrorista. “Leímos un mensaje enviado a Carmen Meléndez pidiéndole mil motos  y  juguetes. Todos sabemos que juguetes son armas de fuego. Ellos quieren matarnos y como sea permanecer en la dictadura”, sentenció.
Ramos dijo que no hay los suficientes guardias nacionales en la calle para apagar al pueblo que se cansó del Gobierno. “Para muestra un botón. Este viernes la Mesa de la Unidad Democrática no convocó ninguna movilización, pero igual la gente salió a protestar porque este es un movimiento de la colectividad, de la sociedad civil y no de los políticos”, expresó.
La primera autoridad del municipio indicó que la GNB en lugar de reflexionar continúa masacrando al pueblo venezolano. “Lo que uno siente en Venezuela es una rebelión civil. No aceptaremos que deroguen nuestra Constitución”, sostuvo.
Tales declaraciones fueron ofrecidas por el alcalde Ramos durante la entrega de 52 ayudas económicas de salud  para niños, jóvenes y adultos, a través del plan “Manos Bondadosas” con el fin de atender diversas patologías, enfermos oncológicos, discapacitados  y realizar  intervenciones quirúrgicas.

Nota de Prensa

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top