Los portugueses se impusieron en un duelo muy disputado con situaciones de gol generadas en ambas porterías y en la que supieron mantener la calma, para quedarse con unos tres puntos de suma importancia de cara a la clasificación
En el estadio Spartak de Moscú , la selección portuguesa cumplió con éxito su segundo examen dentro de la Copa Confederaciones. Luego del gris empate ante la selección mexicana, los lusitanos partían con la presión de sumar ante los anfitriones y así encaminar su rumbo hacia las semifinales del torneo.
Y fue así en un duelo trabado y con numerosas oportunidades para el campeón de Europa, terminaron imponiéndose a los rusos que no dieron nunca el juego por perdido. La nueva joya del futbol lusitano, Bernardo Silva inició una gran jugada por la banda derecha, cambió de orientación para el centrocampista del Barca, André Gomes que colocó el centro para la cabeza de Cristiano Ronaldo, quien al minuto siete abrió el marcador.
De esta manera los lusitanos dijeron “no más empates en la primera ronda”, ya que sumaban cuatro desde la pasada Eurocopa hasta el juego con los mexicanos, esta vez supieron mantener un resultado que pudo haber sido ampliado en diversas oportunidades.
Smolov lo intentó en varias oportunidades por parte de los rusos, pero no logro el éxito requerido en la finalización, ya sea por una solida defensa y por los reflejos de Rui Patricio que lo siguen colocando como uno de los mejores guardametas de Europa.
Los portugueses disputarán su último encuentro ante la débil Nueva Zelanda, en teoría el rival más accesible de todo el campeonato, mientras que rusos y mexicanos se batirán en un verdadero duelo a muerte por el pase a la siguiente ronda.



Información. Contrapunto.com 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top