La inversión extranjera directa (IED) en Venezuela alcanzó en 2016 los 1.772 millones de dólares, lo que significó un ligero incremento respecto a los datos de 2015, pero un descenso superior a 70% respecto a los valores registrados en 2012.

A esta conclusión llegó el Informe de Inversiones Venezuela 2016 elaborado por el Consejo Nacional de Promoción de Inversiones (Conapri), según el cual en 2016 el país recibió apenas 29,66% de los recursos que entraron cuatro años atrás, cuando el indicador sumó $5.973 millones.

No obstante, el informe recoge un ligero incremento respecto a 2015, tomando en cuenta que para aquel año el total de IED alcanzó 1.591 millones de dólares; es decir, se aprecia un alza de 11,3%.

En cuanto a la salida de inversión local al exterior, el documento recoge que el balance preliminar apunta que el año pasado fueron invertidos en el extranjero un total de 1.363 millones de dólares, un repunte más que importante tomando en cuenta al abrupto descenso experimentado por este indicador en 2015, cuando registró un saldo en contra de -1.119 millones de dólares.

Sin embargo, el balance sigue siendo negativo frente a los datos de 2012 al registrarse una disminución de 68,2% respecto a los 4.294 millones de dólares que acumuló el indicar tan solo cuatro años atrás.

El anuario señala que el clima de inversiones se vio afectado por una serie de factores internos y externos que desfavorecieron el flujo de capitales, entre los que destaca el nuevo mecanismo de coordinación para producción y distribución en el marco de la “Agenda Económica Bolivariana”; la menor disponibilidad de divisas; y la desconsolidación de las operaciones locales por parte de varias empresas extranjeras, debido a la imposibilidad de cambiar sus bolívares a divisas y repatriar dividendos.

De igual manera, destaca como puntos desfavorables a la inversión, la conflictividad social, los consecutivos aumentos de salario y de las bases de cálculo para el pago del bono alimentario, y la caída de la producción en todos los sectores de la economía, destacando el caso de construcción (-20,2%) y automotriz (-84,4%).
Para este año no se prevén mejoras sustanciales en el flujo de capitales extranjeros hacia el país, tomando en cuenta que los análisis de los organismos internacionales sobre el desempeño de la economía coinciden en ratificar un decrecimiento que se ubicará entre 7,2% y 7,4%.

Números ínfimos

Conapri también presentó el World Investment Report 2017, informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), según el cual Venezuela recibió 1,2% de las inversiones extranjeras directas recibidas por América Latina y el Caribe en 2016.

En este sentido, los datos de la Unctad destacan que la región recibió el año pasado 142.100 millones de dólares en IED, un decrecimiento de 14,1% frente a los datos del año anterior.

El porcentaje sube ligeramente a 1,7% si la estimación se realiza con base en la entrada de capital a la subregión suramericana, zona que percibió el año pasado poco más de 101.000 millones de dólares, es decir, más de 71% de las inversiones externas que llegaron a América Latina. 

|Información. @elestimulo|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top