Mérida (capital del estado) y Ejido fueron escenario de fuertes enfrentamientos entre manifestantes enmascarados y efectivos policiales y militares que reprimieron durante horas la jornada opositora. Unos 25 heridos, entre ellos dos heridos de bala y una sede policial quemada, fue el saldo de la jornada. 

Grupos de civiles armados también participaron en las violentas protestas al detonar armas de fuego en las calles, reportó este martes el diario Los Andes de Mérida.

Álvaro Sánchez Cuellar, director de la policía del estado Mérida, aseguró que dos efectivos -uno de la Guardia Nacional Bolivariana y uno de la policía de Mérida- se encuentran gravemente heridos. El sargento Albert Salas recibió dos tiros -uno en el abdomen y otro en el muslo derecho- tras enfrentarse con encapuchados en Mérida.

En tanto, el oficial Jhony Gutiérrez sufrió traumatismo generalizado y craneoeceláfico al recibir golpes de manifestantes en la avenida Industria en Ejido, explicó Sánchez Cuellar.

También los manifestantes incendiaron con bombas molotov la sede de la Policía Nacional Bolivariana en el sector El Boticario de Ejido, donde robaron equipos y quemaron una moto, afirmó Sánchez Cuellar.

Según el diario Los Andes, una comisión de Polimérida detuvo a un estudiante de Comunicación Social y trabajador de la alcaldía del municipio Campo Elías por presuntamente tener en su poder cuatro morteros y una capucha. 

|Información. @elestimulo|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top