La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, sostuvo que "por la paz del país, los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia deben ser desincorporados de forma inmediata".
Durante una entrevista radial, la Fiscal también destacó este lunes que había advertido que el proceso de la elección de magistrados "estaba mal hecho".
"Es mi obligación sostener institucionalizad del país y apelar a las atribuciones que me corresponde el orden jurídico", destacó Ortega Díaz.
También comentó que a su juicio, el TSJ ha sido un obstáculo para la paz del país, y que la institucionalidad en Venezuela se ha perdido, "es necesario recuperarla".
Partiendo de esa idea, dijo que acudió nuevamente este lunes al TSJ a objeto de "impugnar la designación de los magistrados de este máximo tribunal realizada el 23 de diciembre de 2015 por la Asamblea Nacional saliente".
Esta demanda de nulidad involucra a 13 magistrados principales y 20 suplentes.
Aprovechó para decir que realizó una solicitud un amparo cautelar para garantizar el Estado de derecho.
La fiscal informó además que le ha sido difícil acceder a las actas en el seno del Consejo Moral Republicano.
En relación con las amenazas que asegura haber recibido por televisión, manifestó que hace responsable "de cualquier daño, lesión o agresión que pueda sufrir mi familia, al Ejecutivo Nacional".
En otro orden de ideas, el Ministerio Público, a través de su cuenta oficial en Twitter informó que Ortega Díaz se encontraba este lunes en horas de la tarde en la Sala Electoral del TSJ solicitando copia de la decisión del recurso interpuesto sobre la Asamblea Nacional Constituyente.

|Información. @elnacionalweb|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top