Este martes la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia juramentó a Katherine Harrington como nueva vice fiscal general, pese a que tan solo horas antes la Asamblea Nacional había ratificado en el cargo a Rafael González, designado por la titular del Ministerio Público, Luisa Ortega Díaz. 

Katherine Nayarith Harrington Padrón, nacida el 5 de diciembre de 1971 y abogada egresada de la Universidad Central de Venezuela, figura en la lista de los venezolanos sancionados por el Gobierno de Estados Unidos por “violación de derechos humanos” y por “perseguir penalmente a la disidencia con pruebas fraudulentas“.
Inició su carrera el 17 de enero de 1994 como fiscal del Ministerio Público, tres años antes de obtener su título de abogada el 12 de diciembre de 1997. Desde la fecha, han pasado por sus manos, expedientes y acusaciones contra varios dirigentes opositores.
Harrington también fue viceministra del Sistema Integrado de Investigación Penal del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz. En el momento, el presidente Nicolás Maduro reconoció que el haber sido sancionada por Estados Unidos fue determinante para su nombramiento.
La lista de Harrington
Como fiscal, uno de los últimos y más sonados expedientes que Harrington recibió fue el del alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, en febrero de 2015, a quien imputó por el supuesto delito de conspiración. Esta acusación fue vinculada en el momento con el caso del dirigente estudiantil Lorent Saleh, acusado de “expedición indebida de certificaciones, facilitación de ingreso ilegal de extranjero y falsificación de documentos para generar protestas violentas”.
La dirigente nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, fue otro de los casos que manejó Harrington, quien la imputó por la presunta comisión de delitos contra la independencia y la seguridad de la nación, así como la asociación para delinquir.  Gaby Arellano, actual diputada a la Asamblea Nacional, fue imputada por el mismo caso.
El caso de la jueza María Lourdes Afiuni fue otro de los llevados por Harrington, así como algunos, tal vez no tan sonados, contra Henrique Salas Römer, Gustavo Tarre Briceño, Diego Arria, Robert Alonso Bustillo, Pedro Mario Burelli y Ricardo Emilio Koesling, entre otros.
Fue Harrington quien privó de libertad a Yendri Sánchez, el joven que irrumpió en el acto de juramentación de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela en abril de 2013, ciudadano que, según declararon en el momento sus familiares, sufría de trastornos mentales.
Representantes de ONG han pasado por sus manos también 
La vice fiscal impuesta por la Sala Constitucional del TSJ en desconocimiento a la ley del Ministerio Público – que establece que solo su titular puede designar y/o destituir al vice fiscal general –  fue la acusadora contra la abogada Tamara Sujú, integrante del Foro Penal Venezolano, por “traición a la patria y desestabilización”, y también contra el coordinador de la ONG Un Mundo sin Mordaza, Juan Rodrigo Diamante, por presuntamente “financiar guarimbas”.
A Ana María Abreu, hermana de Rocío San Miguel, la responsabilizó de haber revelado supuestos secretos vinculados a la seguridad del Estado, por lo que la acusó de aprovechar su cargo en el servicio médico de la presidencia.
Su estreno ante los medios 
El mismo presidente Maduro aseguró no haberla conocido hasta que fue sancionada por el Gobierno norteamericano. En un acto convocado en Miraflores, el jefe de Estado dijo: “no la conocía, primera vez que la veo. Por ser fiscal del Ministerio Público, por llevar casos delicados para la paz del país, ha sido amenazada. Le doy todo mi apoyo y amor”.
No fue mucho el contacto que tuvo con los medios de comunicación ese día, de hecho, se le vio hasta tímida ante las cámaras y un tanto insegura. Pero a partir de su nombramiento, sus apariciones en cámara fueron más recurrentes, al punto de haberle enviado un “especial” mensaje al presidente del canal Tves, Wiston Vallenilla.
Este martes, para sorpresa de muchos, volvió a la palestra pública al ser designada vice fiscal en sustitución de Rafael González, ambas decisiones tomadas por el TSJ, un hecho que abre un nuevo capítulo en la confrontación de poderes que se vive en Venezuela.

Información. @caraotadigital 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top