El Real Madrid aterrizó  en Miami y la expedición ya está concentrada en su hotel para el clásico de este sábado ante el FC Barcelona en esa ciudad.
Los merengues atravesaron Estados Unidos de oeste a este, ya que volaron procedentes de Los Ángeles, donde el miércoles el Real Madrid perdió por 4-1 contra el Manchester City.
Alrededor de un centenar de aficionados esperó al conjunto blanco en la puerta del Hotel Mandarin de Brickell Key, una pequeña isla pegada al distrito financiero de Miami, Brickell.
La hora tardía echó para atrás a algunos madridistas en Miami, pero los que se acercaron se mostraron animosos y gritaron uno a uno los nombres de sus jugadores favoritos, aunque Cristiano Ronaldo no formase parte de la expedición al no haberse incorporado aún a los entrenamientos.
Algunos, como Bale, Sergio Ramos o Keylor Navas, este último muy coreado por los aficionados latinos de la ciudad, devolvieron los saludos.
El Real Madrid se quedará en Miami hasta el próximo lunes a las 15:00 hora local (21:00 GMT), cuando está prevista la salida de su vuelo a Chicago, donde participarán en el partido de las estrellas de la liga estadounidense de fútbol, la MLS, antes de regresar definitivamente a España y poner fin a su gira por Estados Unidos. 

Información. @globovision 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top