El Gobernador del estado Lara, Henri Falcón, fue uno de los primeros dirigentes en trasladarse hacia la sede del Palacio Municipal de Iribarren cuando funcionarios del SEBIN procedían a la detención del alcalde Alfredo Ramos, tras la orden de privativa de libertad emitida por el Tribunal Supremo de Justicia que lo sanciona con 15 meses de prisión e inhabilitación política. Allí expresó toda su solidaridad con el mandatario local, con su familia, y lo acompañó durante el traslado hasta la sede del Sebin en Barquisimeto, exigiendo que se le garantizaran sus derechos fundamentales.

“Esta decisión emitida por el máximo tribunal del país es arbitraria y partidista, limita los derechos de un pueblo que eligió democráticamente a su alcalde, Barquisimeto recibió un manotazo de la supuesta administración de justicia nacional”, declaró.

Luego de la detención, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia lo trasladaron hacia una de las sedes del organismo en la calle 60 con carrera 13 de la capital larense, Alfredo Ramos se encontraba en compañía de su esposa Carmen de Ramos y de Henri Falcón.

Luego de cuatro horas acompañando al alcalde, el Gobernador quien también es abogado, informó que verificó que se le realizara el chequeo médico correspondiente e indicó que mantiene su firmeza, el ánimo y la fuerza, pese a este atropello que busca también “ponerle la mano a la alcaldía, a sus recursos y a la Policía Municipal”. Una vez más se demuestra que “el TSJ se ha convertido en un paredón de fusilamiento de quienes piensen y gobiernen distinto al gobierno nacional”, destacó.

Así mismo, recordó que desde la MUD se desea una salida democrática y pacífica, pero es el gobierno el que juega a la confrontación.

Insistió en que “la protesta de calle no niega la posibilidad de encontrar puntos de consenso y la negociación debe darse sin atropellos por que se está negando el camino hacia la paz de Venezuela”.


Información. El Informador 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top