Llegó a las pantallas venezolanas a través de RCTV con el programa "Ají Picante", hoy en día, el periodista Luis Olavarrieta se ha convertido en uno de los rostros frecuentes en las manifestaciones en el país y lleva la batuta del programa "Rostros del crimen", pero, ¿cómo pasa alguien de las mejores rumbas de Caracas a cubrir acontecimientos de índole político?
El que se pica...
El animador asegura que ha cambiado mucho en los últimos 2 años, pasando de tener un carácter reactivo a vivir de una manera más relajada:
 "Ya no soy el mismo de hace dos años atrás; He mejorado muchísimo mi cáracter, ya me dejo seducir por un chiste que antes me hacia picar ya conozco mas la diplomacia (...) La vida me llevó de nuevo al camino de la luz".
La silla roja
Agradeció la ayuda que considera ha recibido del gremio enfatizándose en la oportunidad que le brindó Televen con el exitoso programa "detrás de las cámaras", donde, a diferencia de los rumores, no se le pidió quedarse como productor, sino que fue un ejercicio de "limpieza" de la imagen farandulera y controversial que tenía ponerlo al frente del espacio. 
Luis y Josemith
"Hicimos click de inmediato", así explicó cómo comenzó su relación con la también animadora Josemith Bermudez."Ella me ha hecho un mejor ser humano y a entender lo que es la vida y apreciar cada momento. (...) más que una amistad es un pacto espiritual".
¿Y el amor?
Olavarrieta no sólo está al tanto de todo lo que pasa en el país por su trabajo, sino porque te tocó vivir en carne propia con la separación de su última pareja de quien no especificó más.
Así mismo, aseguró que desea que Venezuela se convierta en un país de "bonanza de felicidad" donde pueda celebrar con la gente en la calle la llegada de buenas noticias.
|Información. @globovision|

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top