Este lunes el preso político Alejandro Zerpa inició una huelga de hambre y se cosió los labios ante la falta de atención al exigir el traslado a un centro de salud desde octubre de 2016 porque requiere intervención quirúrgica de emergencia.
Esdanyelis Noriega, informó sobre esta decisión de su esposo que se encuentra detenido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en la sede de El Helicoide.
En octubre de 2016, fue diagnosticado de una lesión severa en el área cervical, que le presiona la médula y el nervio, por lo que recibir atención médica es indispensable.
El abogado penalista Carlos Daniel Moreno, quien lleva la defensa del caso, ratificó la denuncia de la huelga de hambre en sus redes sociales.

Información. ACN 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top