Las fallas en el despacho de combustible por medio del cupo de carburante asignado por Pdvsa a cada finca o unidad de producción ha causado la paralización de equipos y máquinas utilizadas en las haciendas dedicadas a la fabricación de leche y carne.
“Estamos entrando en un estado de caos por falta de gasoil y gasolina. Se ha generado un mercado negro muy grave que afecta nuestros costos de producción y el transporte de nuestros artículos a los mercados naturales. Todos los rubros se han visto afectados. Tanto la carne como la leche han ido bajado a un porcentaje cercano a 50%. “Sin combustible no podemos elaborar ni transportar nuestra mercancía”, dijo Leonardo Figueroa, presidente de la Asociación de Ganaderos del Táchira.
“Tenemos cupo de combustible tanto para maquinaria y equipos, así como para nuestros vehículos de transporte. Los dos están severamente afectados en el Táchira. No llega combustible suficiente para cubrir nuestras unidades de producción ni para nuestros vehículos de trabajo y transporte”, explicó Figueroa.

Información. @elnacionalweb

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top