El Comité de Competición finalmente aplicó el artículo 96 del reglamento de la Federación española (RFEF), para sancionar al astro del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, después de haber empujado al árbitro Ricardo De Burgos Bengoetxea.
En el primer partido de la Supercopa de España, el luso fue amonestado por sacarse la franela para festejar un gol y posteriormente, tras un forcejeo con Samuel Umtiti, vio la segunda tarjeta amarilla. Al ser expulsado, se descargó con el árbitro.
La estrella merengue fue penado con la sanción mínima que propone el artículo 96. Estará suspendido por cinco partidos: Uno por la expulsión y cuatro por violencia hacia el juez. Además, tanto el futbolista como el club deberán abonar el pago de 950 y 410 dólares, respectivamente, por incumplir diversos artículos del Código Disciplinario de la RFEF.
El apartado establece que,"producirse con violencia leve hacia los árbitros, agarrar, empujar o zarandear con actitudes que, sólo por ser levemente violentas, no acrediten ánimo agresivo por parte del agente, se sancionarán con suspensión de cuatro a 12 partidos"
Además de ausentarse en el encuentro de vuelta de la Supercopa de España, Cristiano Ronaldo se perderá los primeros cuatro encuentros de Liga, ante Deportivo, Valencia, Levante y Real Sociedad. De todas formas, el club intentará apelar por la segunda amarilla que recibió su jugador. Los directivos de la institución blanca tendrán tiempo de hacerlo dentro de los diez días hábiles.

Información. @globovision 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top