Transportistas analizaron en consejo consultivo cómo había sido el desenvolvimiento de su trabajo, luego de haber paralizado sus funciones por más de cinco días. Se conoció que en las primeras horas de este martes pocos autobuses tomaron las calles porque existía el temor de lo que pudiese ocurrir en contexto de protesta. Sin embargo, aseguraron que mientras exista una situación tranquila en la ciudad ellos ofrecerán su servicio con normalidad, puesto que su objetivo no es causar zozobra en la ciudad, sino resguardar sus vehículos y sus vidas de cualquier peligro.

En cuanto al precio del pasaje, que desde hace más de dos semanas cobran en 300 bolívares, el secretario general del Sindicato Automotor del estado Lara, Giovanni Peroza, indicó que mantienen su postura puesto que es el único monto que les permitirá que el transporte no desaparezca; recordando que más de 60 % de la flota se encuentra paralizada por falta de repuestos.

En respuesta a las declaraciones emitidas por la alcaldesa impuesta, Teresa Linárez, de que no habrá más paro de transporte en la ciudad, el miembro del comité Hugo Cuicas, agregó que si se les cumplía debidamente con la entrega de los insumos para mantener operativas a las unidades, le dan la “plena seguridad” de que no harán más paro ni huelga en este estado. Sin embargo, Cuicas hizo hincapié en que la Constitución respalda el derecho a la huelga.

Pasaje en 180
El director de la AMTT nombrado por la alcaldesa impuesta, Carlos Vásquez, informó que el precio del pasaje urbano se debe ubicar en los 180 bolívares los días de semana, y en 200 después de las siete de la noche y los fines de semanas; puesto que el viceministerio del Transporte, presuntamente, no había legalizado el aumento de la tarifa.
Por su parte los transportistas reiteran que el ministerio no fija las tarifas urbanas, sino la alcaldía. Además destacó que en ningún momento la dirección de la alcaldía los había contactado para discutir el precio del pasaje, y están a la espera de que ello suceda.
Por otro lado, el gremio hará entrega de un documento solicitando que dejen la persecución en contra de su compañero Erick Zuleta, presidente de la Federación Nacional de Transporte, y del transportista Hugo Ocanto, quienes son perseguidos por el Sebin, y desconocen las razones. Recalcaron que no dejarán que le hagan daño a ninguno de sus colegas y sino tomaran acciones contundentes.
Información. @elimpulsocom

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top