Parece que llegar a pensionado es un anhelo de pocos en Venezuela. Después de entregar conocimientos y esfuerzos al país, solo te queda "sobrevivir" de una pensión mensual que, ahora luego del aumento presidencial, llega a 177.507 bolívares, con lo cual no puede cubrirse gastos de alimentación y medicinas. 
Tal es la necesidad que, cada día del mes que se hace efectiva tal cancelación, hay quienes hasta duermen en las afueras de las entidades bancarias para cobrar al día siguiente. El panorama es desolador en esos momentos, se ven ancianos sentados en el piso o parados cuidando no vayan a colearseles. Allí están, muchas veces sin comer ni tomar nada, porque precisamente están a la espera de su dinero. 
Hoy la historia no ha sido diferente, se observan repletos los bancos, fuera y dentro de las instalaciones. Los asistentes están dispuestos a estar todo el día a la espera de su dinero, para poder medio costear por lo menos dos o tres días de alimentación... entonces nos preguntamos: ¿será que es esto justo para quien ofreció la mitad de su vida al país?.

@periodicodelara  








Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top