El preso político Carlos Andrés García, recluido desde hace nueves meses en una sede de la policía política Sebin, falleció este domingo por las secuelas de un ACV (accidente Cerebro Vascular) que sufrió en agosto y sin recibir atención médica adecuada ni a tiempo, denunciaron dirigentes opositores del partido Primerpo Justicia, en el que militaba el concejal apureño.

García estaba preso desde el 17 de diciembre de 2016 en la sede del Sebin de san Fernando de Apure, cuando fue allanada su casa en la población de Guasdualito, tras una ola de protestas locales contra el gobierno de Nicolás Maduro. Según denunciaron entonces dirigentes de la coalición opositora Mesa de la Unidad democrática (MUD) al concejal del partido Primero Justicia le fue “sembrada” una cantidad importante de dinero en efectivo para enjuiciarlo.


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top